• Catamarca Confidencial :: En Catamarca tu sitio de noticias
  • Miercoles, 25 de Mayo de 2022

Páez- Cativa, la trama secreta de la coima

Al parecer ya nadie tiene dudas de que la obra de asfaltado en Andalgalá fue sobrevaluada y que por ella se pagó una elevada coima que toca esferas del poder municipal que la gente creía a salvo de la corruptela por el discurso que llevó al intendente Alejandro Páez a tener la confianza de la sociedad para administrar la comuna de la Perla del Oeste. 
Como dan por descontado que el trabajo no cuesta lo que figura en los papeles y que es probable que la calidad no sea la que figura en el proyecto, los andalgalenses tiene la certeza que el Concejo Deliberante y el Tribunal de Cuentas otra vez dejaron pasar la oportunidad de desenmascarar a funcionarios corruptos que lucraron con la obra publica ¿Por qué? Tal vez solo porque son burócratas y ya se acostumbraron a ello.

Por esta razón es que la gente de Andalgalá sospecha que existe "otro tipo de pruebas" que pueden develar el misterio de las calles asfaltadas, su costo real y el precio de cada funcionario que se vendió por la coima o el cargo prometido, cosa que los organismos oficiales -de alguna forma cómplices- no pueden o no saben mostrar. 
Ahora los vecinos quieren conocer detalles, no importa cómo ni de dónde o si la fuente sigue carriles "extraoficiales" siempre que sean pruebas valederas. ¿Quien fue el negociador y con cuánto se quedó? ¿Quién o quiénes fueron el nexo entre los empresarios capitalinos, Páez y el presidente del Concejo Deliberante, José Luis Cativa?
La trama detrás de la coima por la obra de asfaltado 
Detalles. Para entender la sobrefacturación del asfalto en la Perla del oeste, coima "no registrada" por los entes controladores, hay que hacer un poco de historia política. Al negocio del asfalto hay que rastrearlo desde cuando Paéz era candidato a intendente.
Como el docente no tenía recursos para enfrentar al oficialismo y ya se quedaba fuera de la carrera por la intendencia, aceptó dinero con el compromiso de devolverlo después. 
Fueron 400 mil pesos. El "garante" de que "los changos iban a pagar porque son de palabra" fue el ex diputado José "Chichi" Sosa. 
Todos ellos de la Corriente Progresista Radical (CPR-UCR), espacio presentado como la nueva política que convenció al electorado andalgalense. El acuerdo incluyó gestiones por el sello - Proyecto Sur- que terminó "utilizando" Páez porque no podía hacerlo en nombre del FCyS. 
Paéz sabía que tenía chances de ganar pero no tenia dinero. Pidió prestado donde menos se imaginó que podía caer de rodillas por necesidad o ambición desmedida. 
Paso siguiente y pregunta obligada que se hicieron -tras ganar la comuna y luego de una entrada histórica a la municipalidad de Andalgalá- ¿De dónde sacamos ahora para devolver casi medio millón de pesos que nos prestaron para llegar donde estamos?
Documentación con algunas "trampitas"
¿Que podían hacer? Primero se pensó sacó una iniciativa por el tema del gas virtual para la Perla del Oeste pero se cayó al poco tiempo. Hasta que se le vió la veta política-económica a pavimentar las calles para poder conseguir el dinero del financiamiento que le permitió a Páez ser intendente. 
¿Cómo hacerlo sin que lo detecte el Tribunal de Cuentas o que nadie se avive? Con cláusulas especiales en la documentación original que permitan inflar el "presupuesto" para finalmente dibujar los números sin necesidad de que la obra sea observada o trabada. Un apartado que permita justificar "mayores costos que pudieran aparecer" una vez iniciada la obra.
Todo cerraba perfecto: la gente estaba cansada de renegar por calles destruidas, lo obra sería bien recibida por la comunidad que traería rédito político para ganar futuras elecciones, nadie tenía motivos para acusarlos de corrupción y hasta quizás podía quedar un vuelto aún pagando las deudas preelectorales contraída en un momento de desesperación de Páez y Cativa.
Aprendió a aprovecharse de los políticos corruptos
¿Que más se necesitaba? Un empresario con espalda para pagar la coima antes de iniciar la obra y que fue entregada en mano al operador del intendente -Cativa- billetes que además se debía repartir entre actores secundarios para mantenerlos callados y conformes.
Aquí es donde aparece Guido Mogueta dispuesto a todo. Un hombre con dinero y para quién dos o tres millones de pesos en calidad de "adelanto" con el objeto de "ganar" una obra, no es nada. Aprendió a sacarle partido a la codicia y la avidez de los políticos que lo único que quieren es mantenerse en el poder, y como se ve a toda costa.
Para mañana
Hubo una reunión en la estación de servicios de Valle Viejo -la de "Pirulo" Morales- frente a la municipalidad chacarera, donde estuvo reunido Cativa y Páez con un empresario también involucrado. Unas mesas más allá un dirigente que hoy es funcionario, los vió, se levanto y saludó a los tres. ¿Recuerdan? En la próxima editorial les doy el nombre.
Hay mas detalles que pueden servir, no sé si a la justicia pero sí a la gente que quiere saber, por cualquier vía, si es cierto o no todo esto que se dice. Llegará un momento que se sabrá mucho más de lo que hasta aquí dijimos. En ese instante se despejarán todas las dudas. 
Será muy bueno llegar a esa instancia. Saludos.
 
Por Juan Carlos Andrada
www.catamarca.la

Comentarios

Informate antes que nadie

Recibe por email todas las noticias